«Warmipura» para hablar de feminicidio y despenalización del aborto

Warmipura, traducido del quechua como “Entre Nosotras”, es un espacio de intercambio promovido por Alianza por la Solidaridad  para hablar sobre estos dos problemas. Paralelamente, los vientos de cambio político en países como Bolivia y Ecuador no han permitido a los movimientos de mujeres  lograr  la despenalización del aborto. Durante 2013 han sido varias las posibilidades de cambiar la normativa, sin embargo,  los sectores conservadores han terminado por imponer sus intereses.

Alianza por la Solidaridad, en la región andina, viene promoviendo diferentes acciones para que en Bolivia, Ecuador y Perú disminuyan las cifras de mujeres muertas por feminicidio/femicidio y abortos practicados de manea insegura gracias a su penalización.

En 2013 se promovió un espacio de reflexión conjunta con el objetivo de que las organizaciones con las que se viene trabajando, en Bolivia, Ecuador  y Perú, compartan información sobre sus coyunturas y desafíos vinculados a las problemáticas del feminicidio/femicidio y el aborto.

Tras tres años de trabajo junto al Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, la Confederación de Mujeres Indígenas Campesinas Originarias Bartolina Sisa y la Fundación Wiñay de Bolivia; la Fundación Salud Amazónica, Cepam Guayaquil y Gamma de Ecuador, y Calandria y Manuela Ramos de Perú se cuenta con un bagaje importante de información por compartir. El Warmipura, realizado en La Paz, Bolivia, abrió sus puertas a otras organizaciones en este país, socializando datos, material y estrategias que se vienen llevando adelante.

El evento contó con dos conversatorios que llegaron a reunir a más de un centenar de personas, en su mayoría mujeres y jóvenes líderes. El primero fue dedicado al tema de Feminicidio/Femicidio y contó con las exposiciones de Mary Marca (Cidem – Bolivia), Marjorie López (Cepam Guayaquil – Ecuador) y Jeannette Llaja (Demus – Perú). El segundo conversatorio, abordó las luchas por la Despenalización del Aborto y contó con las exposiciones de Ximena Machicao (Colectivo Ciudadano por los DSDR- Bolivia), Sandra López (Gamma – Ecuador) y Janett Llaja (Demus – Perú).

Ecuador

No existen cifras oficiales y es hasta diciembre de la gestión 2013 que la Asamblea Legislativa  tipifica el femicidio como delito en el Código Integral Penal de este país.

A pesar de la falta de datos, estudios e investigaciones hablan de 234 muertes violentas de mujeres en el año 2012. De estas el 68% ocurrieron por conflictos pasionales, según la Unidad de Estadísticas de la Fiscalía General del Estado.

El aborto es penalizado con excepción de aquellos casos en los que se demuestre que el embarazo es producto de violación o estupro a una mujer con alguna discapacidad mental (idiota o demente según la actual normativa), o si se ha hecho para evitar un peligro de vida o salud de la madre. La lucha actual de las organizaciones está vinculada a la despenalización del aborto en casos de violación.

Perú

Gracias a diversas acciones de la sociedad civil, en diciembre de 2011 el feminicidio íntimo fue tipificado como delito. En el año 2013 se ha ampliado la tipificación al feminicidio no íntimo.

A través de casos en la comunidad y cifras del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), se sabe que desde 2009 se han registrado 547 muertes de mujeres en manos de sus parejas o ex parejas.

El aborto es legal legal sólo cuando se trata de un aborto  terapéutico, es decir,  cuando la vida y la salud física y mental de una mujer están en riesgo. Las organizaciones de mujeres piden al estado contar con un protocolo de atención para hacer efectiva la norma.

Bolivia

A partir de la muerte de la periodista Hanalí Huaycho, apuñalada por su expareja, se aprobó la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, que contempla al feminicidio como un nuevo tipo de delito penal.

Según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem), en la gestión 2013 se dieron al menos 82 casos de feminicidios en el país.

El aborto es penalizado menos en caso de que el embarazo sea producto de una violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto con la previa autorización de un juez, proceso que siempre ha dificultado su práctica. Tampoco es penalizado si es practicado con el fin de evitar un peligro para la vida y la salud de la madre. Los movimientos de mujeres luchan por la despenalización del aborto.

Si quieres apoyar el trabajo que realizamos en la región puedes convertirte en ciberactivista, voluntari@ o puedes contribuir económicamente a nuestras acciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971