Recibe nuestras novedades

Una verdadera política pública que proteja a niños y niñas

marruecosmenores

La sociedad civil marroquí viene denunciando hace años el estado de vulnerabilidad y riesgo en las que se encuentran muchos niños y niñas en Marruecos. La pobreza, el paro y el analfabetismo en que viven sus padres y madres, la desintegración familiar, la poligamia, el abandono escolar o el éxodo rural incontrolado (que provoca bolsas de pobreza en la periferia de las grandes ciudades), impiden el acceso a recursos sociales básicos a niños y niñas marroquíes, y les lleva a situaciones de exclusión social.

En el país existen niños y niñas drogodependientes, abandonados, migrantes no acompañados retornados sin garantías, o que sufren explotación laboral. Las niñas son especialmente perjudicadas en el acceso a la escolarización. Muchas trabajan como “petites-bonnes”, empleadas de hogar en condiciones de semiesclavitud, sufriendo violencia, explotación sexual y maltrato por parte de las familias que las contratan.

Mención aparte merece el fenómeno de la migración a Europa de menores solos, no acompañados de personas adultas. La mayoría de los menores que llegan sin familia a España (arriesgando su vida en pateras o escondidos en los bajos de camiones para cruzar el estrecho) son de nacionalidad marroquí. Suelen proceder de familias pobres que viven en barrios marginados, sin acceso a servicios de salud o educación.

A pesar de que los menores migrantes disponen de una protección especialen la práctica sufren violaciones de sus derechos y son expulsados y retornados sin garantías. La mayoría intentan cruzar de nuevo y van acumulando experiencias de retorno.

La ausencia de políticas sociales eficaces aumenta su riesgo de exclusión social. Conscientes de ello, nuestro trabajo en Marruecos se centra en incidir en la política pública de protección social de la infancia en riesgo de exclusión. Se trata de un programa que cuenta con una inversión de cerca de 5 millones de euros entre el periodo 2011 – 2015, financiado por las Agencias Española y Andaluza de Cooperación Internacional y la Generalitat Valenciana entre otros.

Para ello, estamos creando un modelo de intervención sistémico que tenga en cuenta e involucre a los distintos actores públicos, privados y asociativos que trabajan con menores en Marruecos. El objetivo es crear una intervención conjunta y en red, donde cada entidad sabe cuál es su papel dentro del sistema y cómo debe coordinarse con el resto.

Como es lógico, trabajamos en estrecha colaboración con Entraide Nacional, la institución pública que se encarga de los asuntos sociales en Marruecos (dependiente del Ministerio de la Solidaridad y Desarrollo Social), y con otras entidades locales como centros y servicios de salud, centros escolares, policía, centros de protección, jueces y fiscales, y asociaciones que trabajan con infancia en Marruecos.

La estrategia es doble: Por una parte, damos apoyo financiero y técnico a Entraide Nacional para desarrollar una metodología de intervención adecuada en relación con la infancia en riesgo de exclusión. Por otra parte, buscamos que la sociedad civil marroquí pueda participar en este proceso, prestando servicios en el marco de una acción coordinada liderada por el Estado, y a la vez incidiendo para que éste se responsabilice mejor de su obligación de garantizar los Derechos de la Infancia.

En este sentido, facilitamos la relación de las organizaciones locales con la institución pública, proporcionamos a las organizaciones marroquíes las herramientas para mejorar su atención especializada a las y los menores, y mejoramos sus capacidades en temas como participación o género. El objetivo es que puedan incidir en la aplicación de políticas y cambios en las mismas e insertarse en el sistema de protección liderado por la Entraide Nacional, accediendo a las subvenciones para actividades de protección a la infancia que otorga esta institución.

En la práctica, para que se convierta realmente en una política pública, el modelo de protección de la infancia ha de ser liderado por la Administración, responsabilizándose de las situaciones de exclusión social que se dan en el país. Por eso, apoyamos la creación de Centros de protección de la infancia de referencia (UPE) dependientes de Entraide Nacional, que sirvan para canalizar todas las intervenciones con infancia en riesgo de exclusión, convirtiéndose en el núcleo del sistema de intervención social.

Así garantizamos un modelo de intervención realmente articulado en red, con procedimientos unificados y en coordinación entre todas las entidades locales que intervienen en defensa de los derechos de los y las menores, de forma que las diferentes especializaciones de cada actor sean complementarias. Este modelo se institucionaliza a través de convenios liderados por la Entraide Nacional, oficializando los procedimientos y protocolizando toda la intervención conjunta. El resultado es una política pública mejorada de protección de la infancia en riesgo de exclusión.


4 Respuestas a “Una verdadera política pública que proteja a niños y niñas”

  1. Luna dice:

    Hola, trabajo en una asociación de atención a la infancia en Tetuán. Podrian facilitarme el correo del agente que trabaja en Tanger?Gracias

  2. Laïla dice:

    Bonjour, est-ce possible d’avoir le numéro de téléphone du bureau de Rabat. Je souhaiterais prendre rendez-vous pour consulter le rapport d’étude récemment présenté à Salé.

    Merci

Deja un comentario

Lo más visto de la semana

Perú debate la despenalización del aborto en caso de violación

Actualmente, en el país, el aborto es legal solo en los casos en los que la vida...

Acción humanitaria

Nuestras líneas de trabajo Asistencia a refugiadas sirias en Jordania El 86% d...

47.000 mujeres mueren cada año en el mundo en abortos inseguros

Cada año, 44 millones de mujeres deciden terminar de forma voluntaria su embaraz...

Para que la protección de menores se convierta en una poítica pública, el Estado debe responsabilizarse de las situaciones de exclusión social


Últimas noticias

La situación en el norte Mozambique se deteriora...

Maricel Sandoval Solarte tiene 29 años y lleva 15 peleando por los derechos de su gente en el Cauca colombiano. Desde la ado...

 Más noticias
Alianza por la Solidaridad usa cookies propias y de terceros con la finalidad de personalizar el contenido, mejorar la experiencia de usuario, ofrecer funciones de medios sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Para continuar navegando debes aceptar nuestra Política de cookies
No acepto    Acepto
Empresas rentables pero responsables con los recursos
Aliadas
Únete, haz voluntariado
Visita nuestra Tienda Solidaria