Europa: no antepongas la seguridad a la crisis de los refugiados tras los atentados de Bruselas

Alianza por la Solidaridad lamenta profundamente los atentados que hoy han tenido lugar en el aeropuerto y metro de Bruselas y expresa su solidaridad con las víctimas y sus familiares.

Asimismo, Alianza alerta del riesgo de que, pocos días después de la firma del “acuerdo de la vergüenza” entre la Unión Europea y Turquía en relación con la crisis humanitaria de los refugiados, estos terribles sucesos pongan en primer plano las políticas de seguridad dentro de la UE y se olvide la vulneración de derechos que suponen los términos de este acuerdo. Por ello, Alianza exige a los Estados miembro de la UE  y, en concreto, al Gobierno español que no primen esa seguridad por encima de la situación de las víctimas de esa crisis humanitaria.

Alianza considera que el acuerdo alcanzado a finales de la semana pasada vulnera derechos humanos fundamentales y recuerda la situación catastrófica en la que se encuentran millones de personas refugiadas de Siria y otras zonas en conflicto en los países limítrofes, en el propio territorio sirio, donde la guerra continúa, y dentro de Europa, adonde cada día llegan 2.000 personas huyendo de los lugares donde se encuentran los mismos radicales que atacan en la UE. Es inaceptable que se les denomine, en el mencionado acuerdo, “inmigrantes irregulares”.

Asimismo, es reprobable moralmente que decenas de miles de personas refugiadas vivan en condiciones inhumanas en Europa en pleno invierno y que se planteen cuotas voluntarias de acogida en los países, mientras no se impide que la xenofobia se extienda por el continente, azuzada por atentados como los de Bruselas. También lo es que se acuerde transferir la gestión de las fronteras europeas a terceros países, donde se generan bolsas de pobreza y violencia más peligrosas que la llegada de las personas que buscan protección en la UE.

Para Alianza es fundamental que las organizaciones sociales y humanitarias tengan participación en la realización y control de los informes individualizados de las peticiones de asilo y refugio previstos en el acuerdo entre la UE y Turquía, habida cuenta de que muchas personas no pueden acreditar su situación. No tiene fundamento legal expulsar a quien traspasa una frontera en busca de protección, en aras de la seguridad, y dar prioridad a quienes no lo han intentado.

Finalmente, exige que no se estigmatice a sectores de población y se busquen respuestas comunitarias dentro de la UE acordes con los valores y tratados firmados. Ni la contraprestación económica, ni las concesiones políticas pactadas con Turquía, ni la seguridad de las fronteras, ni la lucha antiterrorista pueden pasar por encima de los derechos humanos, que los 28 Estados miembros se han comprometido a respetar. Los retos globales no entienden de egoísmos nacionales sino de respuestas solidarias que refuercen los derechos de las personas y las soluciones duraderas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos transformar el mundo

Recibe historias inspiradoras de personas
decididas a cambiar las reglas del juego.

CONTACTO  

681 393 971