ratificación del convenio 189

¡Por fin! Derechos para las trabajadoras del hogar

El pasado 9 de junio fue un día para la historia. Tras más de diez años de lucha de las trabajadoras de hogar, de invisibilización, explotación y precariedad, este colectivo consiguió que todos y cada uno de los grupos políticos aprobaran la ratificación del convenio 189 de la ONU, una disposición que equipara sus derechos con los de cualquier persona asalariada.  

Un consenso histórico en el Congreso de los Diputados. Una victoria que solo pertenece a las trabajadoras del hogar y de los cuidados. España llevaba once años de retraso en su ratificación 

Una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo empujó al Congreso a fijar fecha. Tenía que saldar una deuda laboral, económica y social con las más de 700.000 trabajadoras del hogar y de los cuidados que llevan décadas trabajando sin derecho a la prestación de desempleo, con despidos libres, pensiones mínimas, sin prevención de riesgos laborales e, incluso, en situaciones de semiesclavitud, como es el trabajo en régimen interno. 

Derechos para las trabajadoras del hogar

Gracias a esta lucha, la ministra de trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado que la normativa que desarrollará la aplicación del Convenio 189 saldrá “rápidamente». El borrador de la norma incluye el derecho al desempleo, regula los motivos de despido, las incluye en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con especial atención contra el acoso sexual, y facilita las inspecciones de trabajo, adelantaron fuentes del Ministerio de Trabajo. 

La histórica activista Donatilda Gamarra ha cogido el altavoz para hablar a sus compañeras:

“Gracias a todas por su lucha. La ratificación es un logro político”, ha indicado antes de señalar que “no solo sabemos exigir, sino también plantear propuestas y que sean escuchadas”. 

 “Hemos llorado de alegría”, ha reconocido Marina Díaz, activista del sindicato de Sintrahocu, que  considera que la ratificación es “un derecho conquistado”, que supone “un impulso para su lucha”. “Hay que seguir luchando todas juntas, sin parar, para que el cumplimiento de la norma sea adecuado”. 

Apoyando las reivindicaciones de las trabajadoras del hogar y mujeres migrantes 

  • Fortalecemos las asociaciones de mujeres migrantes y refugiadas y su articulación en redes para mejorar capacidad de incidencia en todo tipo de políticas públicas, incluidas las políticas migratorias y de asilo.
  • Reivindicamos los derechos laborales de las personas empleadas del hogar a través de campañas de sensibilización e incidencia. Una de nuestras reclamaciones es la ratificación del Convenio 189 de la OIT (entre los derechos que reconoce figuran la libertad de asociación y la libertad sindical, el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva, y una protección efectiva contra toda forma de abuso, acoso y violencia).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.