Apoyamos a mujeres indias a emprender sus negocios

La pandemia de COVID-19 afectó a millones de personas tanto mental como físicamente en todo el mundo. En las zonas rurales de la región de Bundelkhand, los efectos de la pandemia fueron especialmente graves para su gente. Las más afectadas fueron las personas migrantes de comunidades marginadas pertenecientes a castas y tribus desfavorecidas en India. La mayoría de ellas eran trabajadores asalariados, no cualificados y semicualificados, que habían viajado a las ciudades en busca de trabajo. Lamentablemente, se quedaron sin trabajo durante el pico de la pandemia y no tuvieron más remedio que regresar a sus pueblos natales.

La historia de Guddi Devi y la avicultura

Gracias a un proceso de escucha con las personas a las que se apoya en el programa Work 4 Progress, pudimos conocer la situación de Guddi Devi, una residente de la aldea de Andwaha, en el distrito de Lalitpur de Uttar Pradesh.

Guddi Devi no posee ninguna tierra en la aldea y solía emigrar de un lugar a otro con su familia.  Trabajó como obrera en hornos de ladrillos, donde apenas ganaba dinero pero, gracias a esta iniciativa, Guddi Devi pudo dejar de migrar con su familia y establecerse en la ciudad que la vio nacer. 

Guddi Devi ahora apoya a su familia con la unidad avícola que ha establecido con el apoyo del programa. Ella misma escogió la avicultura porque su esposo puede cuidar de las aves, mientras que ella puede asumir el trabajo asalariado. Una vez que los retornos de la granja avícola se vuelvan regulares, Guddi considerará la posibilidad de dejar algunas de sus actividades laborales.

 

Las historia de Rajan y Meena Ahirwar y sus cabras

Rajan, una viuda de 50 años del distrito de Mahoba, optó por el modelo de cría de cabras. Ella proviene de una comunidad desfavorecida y tiene una familia de 7 personas que incluye a un hijo casado, su esposa y su nieto. Además, los miembros del equipo del programa W4P la apoyaron y le informaron sobre los beneficios de unirse a un Grupo de Autoayuda para Mujeres (SHG) y acceder a otros servicios gubernamentales.

Ahora Rajan es parte de un grupo de SHG, que la alentó a convertirse en cuidadora del rebaño comunitario y le proporcionó una fuente adicional de ingresos. Esto ha mejorado su situación económica, su salud y su dignidad. Rajan está contenta con la cría de cabras, ya que obtiene leche de la cabra que se utiliza para alimentar a su nieto, y mejorará aún más sus ingresos vendiendo las cabras que ha criado.

Por su parte, Meena Ahirwar pertenece a una comunidad de castas registradas de la aldea de Alapur, en el distrito de Lalitpur de Uttar Pradesh. Meena emigró a Rajasthan y se movió  de un lugar a otro en busca de trabajo. Hace algún tiempo, su esposo sufrió un ataque al corazón y la familia regresó a su lugar natal, donde se enfrentó a la discriminación social y no pudo encontrar una fuente fija de ingresos. Gracias al programa, Meena eligió la cría de cabras que ofrece una fuente estable de ingresos y también ha podido inscribir a sus dos hijos en la escuela.

La historia Bhavana y la agricultura

Bhavana, de Khajraha Khurd en el distrito de Jhansi en Uttar Pradesh, había vivido en ciudades durante años y regresó a su casa tras el brote de COVID-19.  Bhavana no tenía medios para mantener a sus siete hijos, así que comenzó con la cría de cabras, mientras que su esposo continuaba como trabajador agrícola en los campos de otros agricultores.

Como resultado de las campañas de sensibilización dirigidas por el equipo del programa, Bhavana actualizó la tarjeta de racionamiento de la familia, consiguió que su esposo se inscribiera en el Plan Nacional de Garantía de Empleo Mahatma Gandhi (MGNREGS) y, con el apoyo del equipo del programa, Bhavna ha podido acceder al  plan de vivienda del Primer Ministro. Así ha podido recibir raciones  para su familia y también ha adquirido un pequeño pedazo de tierra en arrendamiento para la agricultura.

La marginación de la comunidad Sahariya

A 29 kilómetros de la sede del distrito, se encuentra la aldea de Sarwa, donde residen un total de 719 familias. De estas familias, 205 son de castas registradas, un grupo social y económicamente marginado en India.  En este grupo social, hay 44 familias que pertenecen a la comunidad Sahariya y se encuentran entre las más pobres de la aldea. Además, 41 familias carecen de tierras y su principal fuente de ingresos son los salarios diarios que consiguen en las grandes ciudades a las que tienen que emigrar.

La comunidad Sahariya es, básicamente, una comunidad tribal basada en el bosque pero, debido a razones políticas, la comunidad ha sido incluida en la lista de castas registradas en los registros del distrito de Jhansi. Esto ha llevado a su privación socioeconómica-política y los ha condenado a vivir en circunstancias de gran escasez y marginación.

Poco a poco, pudimos crear confianza en la comunidad para explorar actividades alternativas de medios de vida sostenibles. Dado que la mayoría de las personas de la comunidad no tienen tierra, parecían más dispuestas a probar las actividades de cría como una fuente estable de sustento e ingresos.

Conseguimos establecer dos unidades de cría de cabras y una unidad de aves de corral en Sarwa por parte de familias Sahariya, bajo la propiedad de mujeres. Se adaptaron los prototipos y programas de desarrollo de capacidades a sus necesidades y circunstancias para obtener mejores resultados.

Apoyamos a mujeres indias a emprender sus negocios

Al encontrar estas historias nos hemos dado cuenta de lo importante que es escuchar con atención para poder apoyar a las personas y comprender sus problemas. Gracias a estos programas, hemos podido trabajar junto a ellas y lograr un cambio positivo en sus vidas.

Además de estos proyectos productivos, dentro del programa W4P, estamos promoviendo otras acciones complementarias, como el seguro de los animales para mitigar el impacto en caso de muerte o robo, el empoderamiento legal, especialmente con respecto al maltrato por parte de las castas dominantes, y la construcción de apoyo social colectivo dentro de la comunidad. Todo esto, con la convicción de que el fortalecimiento de su estatus económico y autoestima fomentará el cambio social y también inspirará y alentará a otras mujeres de la comunidad a seguir este camino.

 

Para saber más sobre este programa apoyado por Fundación «la Caixa», descarga aquí la newsletter (inglés)

Proyecto apoyado por:

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.